Archivo de la categoría: Aves

“El duro invierno”, de Mikael Sundberg

Cómo la hice es un muy interesante sitio de fotografía que, en sus palabras, se encarga de postear grandes fotos y preguntarle a sus autores la historia que subyace a las mismas. En esta ocasión, “El duro invierno” del fotógrafo sueco Mikael Sundberg. Click en la imagen para verla en tamaño mayor y conocer cómo fue hecha.

Pavo real en vuelo

El pavo real (Pavo cristatus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae que desde siempre llamó la atención del hombre por la colorida cola de los machos, en forma de abanico. Originaria de la India se atribuye a Alejandro Magno su introducción en Europa y Persia.
Muy común en aviarios y zoológicos donde se los ve caminando libremente, fue una sorpresa encontrar estas fotos de ejemplares volando y las comparto.

El mayor pájaro carpintero conocido

Pájaro Carpintero Imperial, ilustración de Evaristo Hernández-Fernández

El Laboratorio de ornitología de la Universidad de Cornell publicó en su revista The Auk de octubre de 2011 un artículo sobre el pájaro carpintero imperial (Campephilus imperialis). Con sus casi 70cm de altura, fue el mayor de los pájaros carpinteros conocidos. “Fue” ya que aparentemente, se habría extinguido en algun momento del siglo pasado sin que nadie hubiera podido hacerle fotos o filmaciones. O al menos, eso se creía… Un biólogo de la mencionada universidad consiguió rastrear una filmación de 16mm realizada en México por William L. Rhein, un dentista de Pennsylvania, en 1956.

La filmación de 85 segundos contiene el último avistaje confirmado de un carpintero imperial silvestre, en este caso, una hembra. El documento fue restaurado con el fin de aprender más sobre esta especie y el comportamiento en su hábitat natural el cual fue rastreado en una expedición en 2010. “Es impresionante poder volver atrás en el tiempo mediante esta filmación y ver al magnifico carpintero imperial moviendose en su hábitat. A la vez es triste saber que tanto el ave como el hábitat ya no existen”, dijo el investigador Martjan Lammertink, autor del artículo junto con Tim Gallagher, Ken Rosenberg, John Fitzpatrick y Eric Liner del Laboratorio de Ornitología de Cornell, Jorge Rojas-Tomé de la Organización Vida Silvestre y Patricia Escalante de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El dr. Rhein consiguió el documento en 1956 mientras acampaba en un paraje de la Sierra Madre occidental, en el estado de Durango. En una entrevista de 1997 le comentó a Lammertink que el carpintero parecía un “gran pavo volando en frente de mí”. En marzo de 2010, Lammertink y Tim Gallagher de Cornell y miembros del grupo conservacionista Pronatura Noroeste realizaron una expedición al lugar de la filmación. La expedición no encontró evidencias de la presencia del carpintero imperial. Solamente lugareños de más de 60 años recordaban haberlo visto, y ninguno recordó haberlo hecho después de la década de 1950.

El hábitat del carpintero imperíal abarcaba la Sierra Madre Occidental y las montañas Transvolcánicas del centro de México. La especie habría desaparecido como producto de la depredación de los bósques de coníferas en las décadas de 1940 y 1950. También solían ser cazados por su carne, por curiosidad o para prepara “medicinas folkloricas”.

Fue uno de los parientes más cercanos del pájaro carpintero real o pico de marfil (Campephilus principalis) quien también habría desaparecido a causa de la pérdida de su hábitat en el sudeste de Estados Unidos y Cuba. El último avistamiento confirmado fue realizado en Louisiana data de 1944. Sin embargo, en 2005 hubo un avistamiento en Arkansas, que fue seguido por otros, y aunque subsiguientes investigaciones no encontraron rastros de una población estable se han tomado medidas para reforestar y recuperar el hábitat natural de este ave con la esperanza de que su población pueda recuperarse.

Artículo (en inglés) y las versiones restauradas del film pueden ser consultadas aquí
Ilustración: Evaristo Hernández-Fernández.

Un mirlo completamente blanco fue fotografiado en el Reino Unido

El inusual ave atrae observadores al parque municipal de Nottinghamshire. Y no es para menos, considerando que, por un lado, mirlo en inglés es blackbird (literalmente, pájaro negro) y por otro, la mayoría de las aves leucísticas presentan en su plumaje algunas manchas o parches de coloración de otros pigmentos, por lo que este al ser completamente blanco es un espécimen particularmente inusual.

Este mirlo ha habitado los últimos cuatro años en el bosque de Rufford Abbey Country Park, donde cada año los aficionados verificaron como gradualmente iba cambiando sus plumas negras por blancas. El guardabosque del parque le hizo esta foto en el verano (boreal) de 2011, con el plumaje ya totalmente blanco,

El ave tiene leucismo, (del griego λευκοσ, leucos, blanco) una mutación genética debida a un gen recesivo que evita que el pigmento llamado melanina se deposite normalmente en sus plumas, de ahí el color blanco. El leucismo difiere del albinismo -con el que frecuentemente se lo confunde- en que los animales leucísticos no son más sensibles al sol y conservan su color de ojos normal. El albinismo es una afección que impide la producción de melanina en el cuerpo, los animales con leucismo producen melanina pero esta no se deposita en su piel, plumaje o pelo. Algunas aves obtienen el color de sus plumas de otros pigmentos -carotenoides, por ejemplo- por lo que pueden ser albinas y aun así tener algo de color.

Las aves leucísticas son en general muy vulnerables a los depredadores debido a su color por lo que los guardabosques están instando a los observadores a estar atentos a su aparición. John Clegg, encargado del parque, dijo: “Este ave se ha convertido en todo un personaje en el parque en los últimos años. Ha ido perdiendo su color negro y el verano pasado ya era completamente blanco. Tiende a aparecer durante los veranos y no lo hemos visto por unos meses pero esperamos verlo nuevamente pronto”.
Como curiosidad extra, lo opuesto del albinismo es el melanismo que suena parecido al melomanismo, cómo pensar entonces en esta particular ave sin recordar Blackbird, uno de los temas más lindos… del disco Blanco de los Beatles… y todo esto sin salir de Gran Bretaña! 🙂

Disfruten antes que el FBI la baje:

Fuente: BBC Nature 23/01/2012
Traducción: Maximiliano Brina
Foto: Notts County Council

Bebé colibrí rescatado

El diamante de Gould

El diamante de Gould (Chloebia gouldiae o Erythrura gouldiae) es un ave paseriforme de la familia Estrildidae que habita en sabanas y zonas boscosas cercanas a fuentes de agua en el norte de Australia. Recibió su nombre en honor de Elizabeth Gould, esposa del ornitólogo británico John Gould.

Miden unos 14cm y tanto el macho como la hembra presentan vivos colores: verde, amarillo, rojo y negro. La hembra tiende a tener un plumaje menos con un colorido menos brillante. Una diferencia entre ambos es que mientras el macho tiene el pecho púrpura, la hembra lo tiene malva. Su cabeza puede ser roja, negra o amarilla; estas no marcan diferentes variedades (aunque antes se creía que sí) sino que son variaciones que existen en la naturaleza.

Al mismo tiempo, la crianza selectiva ha desarrollado nuevas mutaciones: azul, amarillo y plateado en lugar de verde en el cuerpo y el pecho. Los juveniles presentan colores distintivos: cabeza y cuello gris, espalda alas y cola verde oliva con un pico negro con punta roja. Los pichones permanecen rosados y desnudos por 12 días, cuando las plumas empiezan a aparecer. En el borde de los picos presentan marcas de un azul fosforescente que ayuda a sus padres verlos en la oscuridad.

Son monógamos y las parejas se mantienen unidas de por vida, el cortejo que efectúa el macho es en particular llamativo. Lamentablemente, el hombre ha reducido su hábitat y sus brillantes colores los hacen presa fácil de depredadores por lo que se ha reducido notablemente su número. Sin embargo, aunque es considerada una especie en peligro en estado natural, en cautividad su número es alto ya que son muy populares como mascotas.

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)

Las aves pierden la visión del color durante el crepúsculo

Una investigación de la universidad sueca de Lund demostró que la visión de colores de las aves deja de funcionar mucho antes de lo que se creía previamente, de hecho, en el crepúsculo. Las aves necesitan entre 5 y 20 veces más luz que los seres humanos para ver los colores.

Desde hace tiempo se sabe que las aves tienen una visión del color muy desarrollada que supera ampliamente la de los humanos. Ven tanto el espectro de luz visible como el de la luz ultravioleta. Sin embargo, no se sabía qué cantidad de luz era necesaria para que vieran los colores, las investigaciones se habían enfocado en la visión de colores a la luz del sol solamente.

“Usando experimentos de comportamiento, ahora podemos demostrar que las aves pierden la visión del color en el crepúsculo y mostrar qué cantidad de luz es necesaria para que interpreten señales de colores”, dice Olle Lind, del Departamento de biología.

Para los seres humanos y los caballos, la visión del color deja de funcionar después del atardecer, cuando la intensidad de la luz es aproximadamente la de la Luna. Sin embargo, esto no es igual para todos los vertebrados. Los geckos, por ejemplo, puede ver los colores en la noche. En los experimentos realizados en la Universidad de Lund, la visión del color de las aves dejó de funcionar a intensidades de luz correspondientes a las que prevalecen poco después de que el sol se pone. Las aves necesitan entre 5 y 20 veces más luz que los seres humanos para ver los colores. Entre todos los vertebrados testeados hasta ahora, las aves son las primeras en perder la visión de los colores en el crepúsculo a pesar de ser los vertebrados que, probablemente, mejor ven los colores a la luz del día.

Con estos resultados, ahora es posible sacar conclusiones acerca de cómo las aves usan su visión de los colores al amanecer y al atardecer. Los resultados también permiten re-enfocar la atención de investigaciones previas sobre cómo el color es importante cuando se trata de los huevos o la la alimentación de pichones en nidos cerrados. Dentro de los nidos cerrados es de noche, incluso cuando el sol está fuera brillante.

“En el contexto de nuestros nuevos descubrimientos, ahora se deberá volver a evaluar una investigación anterior acerca de cómo las aves perciben el color de sus huevos y sus crías en el nido”, dice Olle Lind.

Fuente: ScienceDaily
Foto: Garza en laguna Iberá por Maximiliano Brina

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)

La visión UV de las aves

El colorido de las aves ha inspirado a poetas y amantes de la naturaleza, pero investigadores de la Universidad de Yale y la Universidad de Cambridge dicen que estos colores representan sólo una fracción de lo que las aves son capaces de ver.
Los resultados basados en un estudio del sistema visual aviar (publicado en el ejemplar del 23 de junio de la revista Behavioral Ecology), demuestran que durante millones de años de evolución los colores del plumaje de las aves cambiaron de colores mate a colores brillantes en la medida en que estos animales adquirieron gradualmente la capacidad de crear nuevos pigmentos y  colores.

“Nuestra ropa era bastante sosos antes de la invención de tintes de anilina, tras lo cual el color se volvió barato y se produjo la explosión de ropas de colores que llevamos hoy en día”, dijo Richard Prum, co-autor del artículo. “La misma  cosa parecería haber sucedido con las aves”.

Los científicos han especulado durante años sobre cómo los pájaros obtuvieron sus colores, pero el estudio de Yale/Cambridge fue el primero en preguntarse cómo perciben las aves esa diversidad de colores en ellas mismas. Irónicamente, la respuesta es que las aves ven muchos más colores que los humanos pero, a la vez, las aves también son capaces de ver muchos más colores que los que tienen en su plumaje. Las aves tienen células cono adicionales en la retina que son sensibles a la gama ultravioleta por lo que pueden ver colores que son invisibles para los humanos.

Con el tiempo, las aves han evolucionado a una deslumbrante combinación de colores que incluye diversos pigmentos de melanina (que son los que dan a la piel humana su tinte), pigmentos carotenoides (que proceden de su dieta) y los colores estructurales (como los ojos azules de los seres humanos). El estudio muestra que los colores estructurales producen la mayor parte de la diversidad de colores del plumaje de las aves a pesar de que son relativamente raros en ellas.

A la co-autora, Mary Caswell Stoddard de Cambridge, que comenzó a investigar el sistema visual aviar siendo estudiante en Yale, le gustaría saber por qué los pájaros no han desarrollado aún la capacidad de producir, por ejemplo, amarillos o rojos ultravioletas en sus plumas, colores invisibles para los humanos, pero visible para los propios pájaros.

“No sabemos por qué los colores del plumaje están limitados de esta forma”, dijo Stoddard. “Puede ser que esta gama de colores sea imposible de producir con los mecanismos de que disponen o pueden ser que sean una desventaja.”

“Eso no quiere decir que la paleta de colores de las aves no pueda evolucionar con el tiempo para expandirse en nuevos colores”, dijo Prum.

“Las aves producen en su plumaje entre el 26 y el 30 por ciento de los colores que son capaces de ver”, dijo Prum. “Lo sorprendente es darse cuenta de que aunque los colores de las aves nos parecen tan increíblemente diversos y hermosos, en comparación con lo que ellas pueden ver, somos ciegos al color”.

Fuente:  Birds’ eye view is far more colorful than our own. Yale University (2011, June 22).

Foto: Pato mandarín (Aix galericulata) por Maximiliano Brina

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)

Louis Schwartzberg y la belleza oculta de la polinización

Louis “Louie” Schwartzberg es un fotógrafo y cineasta norteamericano con más de 30 años de carrera y varios premios a cuestas. Verdadero pionero del time-lapse, un video suyo sobre el proceso de polinización se ha convertido un nuevo viral a través de youtube, facebook et al. Como todo en esta época, circula sin que la mayoría de los posteadores y reposteadores se tome la molestia de averiguar de dónde sale o quién lo hizo. Considerando el trabajo que este buen hombre se ha tomado -literalmente: filmó 24hs al día durante años!-, no está mal  darle el crédito correspondiente.

En marzo de este año, a través de la división documentales de Disney, Disneynature, se estrenó en Francia el documental Hidden Beauty: A Love Story That Feeds the Earth, algo así como Belleza oculta: una historia de amor que alimenta la Tierra (Aunque el título en francés era mucho más simple: Polen). La película, que este mismo año ganó el premio Roscar a la mejor cinematografía en el Wild Talk Africa Film Festival, se enfoca en la  delicada relación entre las pequeñas criaturas responsables de la polinización y su importancia en el medioambiente. Las impresionantes imágenes describen la forma en que las flores atraen con sus colores y perfumes a sus polinizadores: mariposas, aves y murcielagos. Pero más allá de la belleza, el film concientiza sobre el hecho de que todo este proceso está amenazado y, junto con él, nosotros. En la página oficial puede accederse a información, fotos y el trailer . Actualmente Schwartzberg está trabajando con la National Geographic en un film para IMAX.

***

En esta pequeña charla que dio en San Francisco, explica un poco su visión y forma de trabajo a la vez que incluye su corto Gratitude and Happiness (Gratitud y Felicidad). Con música de Gary Malkin y las palabras del monje benedictino David Steindl, destaca el verdadero regalo que conforma la belleza natural que nos rodea y que solemos dar por sentado. Imperdible.

Y para los que no quieren pensar tanto y solo desean ver el video de la polinización, acá esta:

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)

Toki o Ibis crestado japonés (Nipponia nippon)

El Toki o Ibis crestado japonés (Nipponia nippon), en japonés 朱鷺, es un ave de la familia Threskiornithidae, único miembro del género Nipponia. Este ibis de plumaje blanco, con una característica cresta de plumas blancas en su cabeza parcialmente calva mostrando una piel roja.
Habita en zonas húmedas, construye sus nidos en lo alto de los árboles para poder vigilar su entorno. Se alimenta de animales pequeños -ranas, peces etc-.

En el pasado estaba presente en Japón, China, Corea, Taiwan y Rusia. Actualmente ha desaparecido de la mayor parte de estos lugares. Lamentablemente la continua pérdida de habitat, el limitado número de ejemplares existentes, el clima y la persecusión de la que fueron objeto durante el último siglo las puso al borde de la extinción. De hecho, se la creyó extinta hasta que en 1981 se encontraron siete ejemplares en la provincia china de Shaanxi, lugar donde actuálmente viven los únicos ejemplares salvajes.

En los últimos 23 años el gobierno chino ha protegido a esta especie y desarrollado programas de cría en algunos de los cuales también participó Japón. En 2002, nacieron cinco, uno de los mayores registros de nacimientos de esta especie.
En septiembre de 2008, en Japón se liberaron 10 ejemplares como parte de un programa que busca reinsertar en la naturaleza a 60 ejemplares antes de 2015.

Foto: Quan Min Li, esta imagen obtuvo el primer premio en una competencia internacional de Aves raras del mundo en 2010.

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)