Archivo de la categoría: Naturaleza

Un yaguareté en la cataratas!

Gran conmoción causó el avistaje del felino, símbolo de la selva Misionera, cuando en la mañana de hoy sorprendió fugazmente a un empelado que realizaba inspecciones en el circuito inferior de los paseos de Cataratas.
“Fue alrededor de las 7.30hs, inmediatamente se determinó un protocolo de acción con el objetivo de preservar y prevenir al felino ante cualquier acción, por ello estuvo cerrado el circuito por casi tres horas”, dijo el guardaparques Francisco Vega a cargo del control en Cataratas a Lavozdecataratas.

yag
Agregó que generalmente se los ve en zonas aledañas al Parque Nacional, y como el parque forma un ocho suele usar la cintura para trasladarse de una zona a la otra por eso los avistajes son muy fugases.
Las poblaciones de este gran félido se encuentran actualmente en declive. El animal está catalogado como especie casi amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), lo que quiere decir que podría estar amenazado de extinción en un futuro próximo.
La pérdida de parte de su ámbito de distribución, incluida su práctica eliminación de sus áreas históricas en el norte, así como la creciente fragmentación de las zonas restantes, ha contribuido a su estatus actual.

A partir de la caza del yaguareté Guarcurarí dentro del Parque Provincial Urugua-í, desde Vida Silvestre y junto a otras organizaciones realizaron oportunamente acciones informativas bajo el lema “La selva está de luto” invitando a adherirse a un petitorio focalizado en la necesidad de mejorar la implementación de las áreas protegidas mediante más recursos para la fiscalización y mayor personal, que será presentado a la Administración de Parques Nacionales, la Dirección Nacional de Fauna y el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones.
El petitorio está disponible para su firma on line ingresando en AQUI.

Pareidolia

Esta vistosa arañita fue retratada por el fotógrafo ucraniano Igor Ryabov.

clown-face-spider_2478080k

Ustedes también la ven parecida al payaso de IT? 🙂

IT

La BBC lo volvió a hacer!

Con la calidad a la que nos tiene acostumbrados y que NADIE ha podido superar, David Attenborough acaba de estrenar una nueva serie de seis documentales titulada Africa.

El primer episodio fue visto por 6,5 millones de personas en el Reino Unido, levemente por debajo del record previo que tenía Frozen Planet. A ese primer episodio, centrado en el Kalahari, siguieron otros que se ocupan de distintas regiones del continente -Sahara, Congo, la savana etc-. Las impresionantes imágenes además de la belleza no dejan de lado lo salvaje con secuencias como la “reacción” de una elefenta frente a la muerte de se cría o la competencia entre picozapatos que llearon a generar críticas de algunos espectadores por su crudeza.

De más está decir que es de visión obligada para todo interesado en la naturaleza. En el sitio de la BBC hay algunos videos e imágenes, los capítulos pueden verse por los medios habituales.

Entrevista a Tito Narosky

Entrevista de Soledad Vallejos publicada hoy en Pagina 12:

“Un tesoro que pocos conocen”

Tiene 80 años y una vida dedicada al naturalismo. Es autor de la primera guía local sobre aves. Aquí explica cómo nació su pasión y de qué manera le dio cauce. El antes y el ahora.

“Lo mío era más casero. Hacíamos ciencia igual, pero como improvisando, inventando aparatos de observación, porque era divertido. Nunca fui en busca de otra cosa. Ni gloria ni dinero, ni ciencia ni saber: quería pasarla bien. Y en el naturalismo encontré, no sé, la fuente de Juvencia. Parece que algo encontré que me sirvió para estar 30, 40 años detrás de pajaritos y huevitos.” Con 80 años, Samuel “Tito” Narosky todavía tiene frescas las palabras de ese tío que cuando veía su pasión por el naturalismo sólo atinaba a exclamar: “Siempre con pajaritos y huevitos”. Es presidente honorario de la ONG de observadores Aves Argentinas; autor de quince libros de, sobre y para naturalistas; pionero: suya y de Darío Yzurieta, otro observador apasionado que fue su socio en el terreno, fue la primera Guía para la identificación de aves de Argentina y Uruguay escrita por argentinos. También incorporó especies de aves a la lista de las que pueden encontrarse en Argentina; una de ellas, el capuchino de collar, fue reconocida como novedosa por la ciencia.

Es una tarde cualquiera y en su oficina, mientras gestiona los destinos de un empresa dedicada al aluminio, Tito también admite que la observación de la naturaleza pudo haber cambiado en las últimas cuatro o cinco décadas, y que quizá, al menos en esta parte del mundo, alguna injerencia él puede haber tenido.

–La naturaleza me gustaba desde siempre, de nacimiento, pero vivía en una ciudad, en Bahía Blanca primero y después en los alrededores de Buenos Aires. Sólo cuando tenía 10 años tuve contacto con la naturaleza, porque me invitó una tía a hacer un paseo por un pueblito de campo. Se ve que lo tenía muy adentro, porque estar ahí fue un deslumbre: me sentía como Alicia en el país de las maravillas. Ahora, si la pregunta es cuándo empecé a observar, la respuesta es “mucho después”.

Era 1966, Tito andaba por los treinta y pocos. Hasta entonces no sabe cómo, pero se había contenido. Entonces no lo hizo más. “Tenía otro ímpetu, fue como un despertar de esas emociones infantiles. Y desde ahí no paré”. Diez años después publicó su primer libro, Entre hombres y pájaros. Andanzas de un naturalista. Y ya no paró. “Recorrí sin motivo la naturaleza. Bah, con un motivo fuerte interno, ninguno externo, digamos.”

–Porque sí.

–Claro. Y al mismo tiempo fui creando condiciones en derredor, encontrando amigos, procurándolos. Cuando empecé, en el país se podían contar con los dedos de una mano a los naturalistas que soñaban con mirar pájaros o encontrar rarezas. Y justo encontré por entonces a un compañero ideal para eso, Darío Yzurieta, que fue el dibujante de la guía. El tampoco tenía ningún objetivo más que salir. Era pintor de obra mi amigo Yzurieta, y tenía una condición natural fantástica para el dibujo. Pero era un aficionado mínimo, como yo. Yo no tenía nada que ver con eso tampoco. Pero salíamos y pasábamos horas de gloria. Siempre digo que el comienzo fue como una luna de miel con la ornitología.

Yzurieta fue el señor que dibujó a cada una de las cientos de especies de esa guía que hoy trae fotos, checklist, cd con cantos de aves en mp3. Fines de los ’60, principios de los ’70: Narosky y él salían a observar todas las semanas al principio; con los años, cuando los trabajos y las mudanzas se imponían, espaciaban quizá hasta dejar pasar un mes entre salida y salida, pero también se desquitaban con “aventuras” –así dice Tito– de larga duración. Observaron “el país de punta a punta”, y lo atestiguan las anotaciones de Malvinas, Formosa, Chaco, Jujuy. Tito dice que todo fue “siempre en busca del elusivo pájaro azul de la felicidad”.

A mediados de este año Tito cumple los 81. De tanto en tanto sigue observando, aunque con menos asiduidad. En parte porque sale menos, pero también porque “ya no tengo el impulso, la energía, ya no tengo el deseo de ser puntero, que eso me movió mucho”. La naturaleza sigue ahí, pero la magia es otra. Es como si antes algo hubiera estado esperándolo, como si una intuición lo empujara, como si todo le dijera que había algo por descubrir. “Pero ahora sería volver. Y seguir por la misma senda para ver si aparece algo nuevo es cansador. Ya está cumplido el desafío. Podés empezar de otra manera, con otros parámetros, pero no tengo ganas.”

–La comparación con Cristóbal Colón es exagerada… pero ponele: cuando Colón llegó acá todo era nuevo, distinto, fácil. Me pasó lo mismo. Busqué eso. Y habiendo encontrado la felicidad en el encuentro con la naturaleza busqué transmitirla en charlas, mesas redondas, conferencias, libros y haciendo periodismo. Sé que encontré un tesoro en la naturaleza que muy pocos conocen. Sería muy egoísta de mi parte no contar que lo encontré y me lo llevé para mí, para mi casa. La intención no es convencerlo al otro, sino, si tiene ganas, mostrarle un camino.

–¿Todavía hay terreno para la observación?

–Un terreno infinito. Van cambiando los modelos de observación, se profundiza el conocimiento, cada vez se sabe más, y eso permite que uno dé una vuelta de tuerca y analice otro aspecto. Yo no estoy en lo más moderno, y tampoco quiero estar, porque para mí fue divertimento. Y tampoco quiero competir con quienes fueron mis discípulos, o con los discípulos de mis discípulos. Igual se profundiza el conocimiento: ¿yo qué sé de las neuronas de un chingolo? Nada. Pero alguien estudió eso, y de eso se dedujo que las neuronas, por lo menos en las aves, se reemplazan cuando mueren. Nosotros creíamos que no y resulta que sí. Es sólo un ejemplo de que puede ser infinito todavía el terreno para esto.

Hermano del conservacionista Adelino –fallecido en 2010– y del escribano y escritor José, Tito dice que ya no tiene dudas: el naturalismo dio sentido a su vida. Que no cree que el ser humano tenga más destino que “reproducirse, seguir la especie, como los animales”, pero que “el sentido de uno, la pasión absorbente” es lo que cambia. “Cada uno encuentra un sentido en su vida.”

–El suyo era éste.

–Para mí está claro que sí. Un prologuista me escribió una vez: “La vida nos es dada vacía y hay que llenarla por cuenta propia. Narosky la llenó de pájaros”.

No es un monstruo del espacio exterior, pero está cerca

Los Tardígrados o, popularmente, osos de agua son las primeras criaturas terrestres capaces de sobrevivir en el vacío del espacio. Un experimento de la Agencia Espacial Europea demostró que pudieron soportar las presiones y radiaciones que se encuentran en el espacio exterior.

Los tardígrados fueron descritos por primera vez en 1773 por Johann Goeze, son invertebrados protóstomos de entre 0,1 y 1,5 mm que habitan en el agua y poseen ocho patas con las que caminan lentamente. Fue justamente su forma de caminar la que dió origen al nombre -literalmente, Kleine Wasser-Bären = ositos de agua-. Habitan especialmente en la humedad que recubre musgos y helechos, aunque también llegan a habitar aguas oceánicas o de agua dulce, encontrándose, prácticamente, en todo el mundo.

Es que estas criaturitas son virtualmente indestructibles; los experimentos a las que fueron sometidas revelaron que soportan presiones intensas, altas dosis de radiación e incluso años de sequía. Fue para averiguar qué tan resistentes eran que un equipo encabezado por el investigador sueco Ingemar Jönsson llevó un grupo de osos de agua al espacio. Después de 10 días de exposición regresaron a la tierra y fueron rehidratados para evaluar cómo habían reaccionado a la falta de aire y la radiación UV, entre otras. Lo único que pareció afectarlos fue la radicación UV, que en el espacio es 1000 veces superior a la que recibimos en la Tierra. Los especímenes que estuvieron protegidos de ella revivieron luego de 30 minutos de rehidratación e incluso llegaron a poner huevos que se desarrollaron exitosamente.

Antes de este experimento solo líquenes y algunas bacterias eran conocidos por sobrevivir a la combinación de vacío y radiación espacial.

fuente

Se viene un nuevo Parque Nacional

En concordancia con las políticas implementadas desde el Gobierno de Río Negro a través del Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes que conduce Ángel Rovira Bosch, se llevó a cabo este miércoles, en la localidad de Ramos Mexía, una intensa jornada de trabajo sobre la creación de un nuevo Parque Nacional en la Meseta de Somuncura, de la que participaron autoridades nacionales y regionales. Según expresó el secretario de Turismo rionegrino, Juan Salguero, durante el encuentro se analizó el anteproyecto de ley elaborado por el Diputado Nacional Jorge Cejas (FpV) para la creación de un Parque Nacional en la Meseta de Somuncura, “contándose con el apoyo unánime de los participantes”, ocasión en la que se acordó también “concretar un próximo encuentro al que serán convocados representantes de los pueblos originarios y  Legisladores del Circuito”.

29mapa2

La reunión se vio enriquecida con la presencia del autor de la iniciativa, el diputado nacional Jorge Cejas; la secretaria de Medio Ambiente de Río Negro, Laura del Valle Juárez; el coordinador de Áreas Protegidas de la Provincia, Hernán Povedano; Yamila Chamaní del Ente de Desarrollo de la Línea Sur; los Intendentes de Valcheta, Yamil Direne; de Sierra Colorada, Fabián Pilquinao y de Ramos Mexía, Javier Giménez; el presidente del Concejo Deliberante de Los Menucos, Emilio Hosseim Ali y los comisionados de Fomento de Treneta y Chipauquil, Adrián López y Gerardo Echeverría respectivamente.

“Fue un encuentro productivo en donde pudimos avanzar sobre los lineamientos generales para la creación de este nuevo Parque Nacional y contamos con gran apoyo por parte de todos los sectores involucrados” señaló Salguero, quien antes de culminar el encuentro indicó que otro aspecto a destacar fue que “los Intendentes y Comisionados de Fomento se comprometieron a darle participación también a los pobladores de sus localidades”.

fuente: adnrionegro

Zorros magnéticos!

brina-zorrr

Prácticamente todas las culturas han idealizado a los zorros. En infinidad de cuentos aparecen como criaturas astutas e inteligentes cuando no taimadas. A todas estas habilidades podríamos agregar otra particularidad: usar el campo magnético de la Tierra para cazar.

mag
Hynek Burda, de la universidad alemana de Duisberg-Essen, condujo un estudio sobre los métodos de cacería de los zorros en los bosques de Checoslovaquia entre los años 2008 y 2010.  Los 23 observadores usaron brújulas para medir la orientación del cuerpo de los zorros al saltar sobre sus presas en un total de 592 ocasiones. Los investigadores notaron que cuando los zorros podían ver a su presa saltaban sobre ella en cualquier dirección, pero cuando la presa estaba oculta bajo la nieve tendían a saltar hacia el noreste. Estos ataques fueron exitosos un 72% de las veces, comparado con el 18% de ataques en otras direcciones. Los resultados fueron independientes de la época del año, hora del día, estado climático, dirección del viento, entorno o edad y género del zorro.

Burda compartió sus observaciones con John Phillips de la universidad Virginia Tech, de Blacksburg, quien sugirió la posibilidad de que estos animales usen el campo magnético de la Tierra para medir distancias. Burda propone que los zorros usan el campo magnético y su audición para ubicar el punto exacto donde deben dirigir su ataque. Habría dos posibles explicaciones: al acercarse el zorro a su presa busca el “punto dulce” en el que el sonido de su objetivo coincide con el ángulo del campo magnético (entre 60° y 70° en el hemisferio norte). Otra teoría propone la posibilidad de que el zorro vea un anillo de “sombras”, una suerte de retículo, en su retina que alinea con el sonido de sus presas antes de saltar. Phillips propone la siguiente analogía: “imagine que tiene una linterna en su cinturón apuntando al suelo en un ángulo fijo de 60°. El haz de luz toca el suelo a una distancia fija en frente suyo por lo que si quisiera determinar la ubicación exacta de una presa solo debería moverse hasta que la luz coincida con el sonido y luego… atacar”.

166072_v1

El investigador Rowsitha Wiltschko -pionero en la investigación de la “percepción magnética” de las aves- consideró que la teoría, publicada en Biology Letters, es “altamente especulativa pero no imposible”. De hecho, está estudiado y comprobado que muchos animales –aves, vacas, abejas- perciben y usan el campo magnético del planeta para 0rientarse; pero el zorro sería el primero en usarlo para cazar.

¿Cómo perciben los animales el campo magnético?
Hay dos métodos, el primero involucra cristales de magnetita, un mineral que se alinea con campos magnéticos. Dependiendo de la dirección estos, los cristales se atraen o se repelen creando pequeñas fuerzas que actúan sobre el sistema nervioso a nivel molecular.
El segundo método es el que usan las aves e involucra una molécula llamada criptocroma que se localiza en la retina. La luz y el campo magnético del planeta actúa sobre ella produciendo diferentes reacciones químicas. Se ha especulado que algunas aves pueden incluso ver los campos magnéticos como patrones oscuros -o incluso colores- superpuestos sobre lo que normalmente ven.

La Laguna de Rocha es reserva natural!

Una buena noticia, el Ejecutivo Provincial mediante la ley 14488 convirtió de manera irreversible a Laguna de Rocha en Reserva Natural, pueden ver la resolución AQUÍ.

rocha
Link al Sitio de la laguna de rocha

Bono también tiene su araña

Comentábamos en la entrada anterior el caso de Dave Mustaine y la araña recientemente descubierta que fue nombrada en su honor. Ahora le tocó a Bono.

bono

El taxonomista Jason Bond, del Museo de Historia Natural de la universidad de Auburn, documentó 33 nuevas especies del género Apstostichus. Los individuos de este género se caracterizan por construir madrigueras con una suerte de tapa la cual abren sorpresivamente para capturar a su desprevenida presa.
Tres de esas especies fueron halladas en el parque nacional estadounidense Joshua Tree, de ahí que una de ellas, A. bonoi, fuera nombrada en honor al cantante irlandés.

trapdoor-spider-A.-bonoi-200x197

The Joshua Tree, editado en 1987, fue el quinto álbum de U2 y junto a la gira que le siguió -documentada en audio y video en Rattle and Hum– el que les abrió definitivamente las puertas al mercado norteamericano. Contiene varios clásicos de la banda como “Where the Streets Have No Name”, “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” o “With or Without You”. Las fotos del álbum se realizaron en el parque homónimo donde actualmente existe una placa en el lugar que ocupó el árbol de la cubierta.

Las otras dos especies halladas en el parque se nombraron en honor a tribus nativas: A. chemehuevi y A. Serrano.

El resto de las arañas halladas por Bond recibieron nombres de personalidades tan disímiles como Angelina Jolie, Barack Obama, Penn Jillette o Sarlacc, la criatura del planeta Tattoine que conocimos en la tercera entrega de la saga de Star Wars.

Fuente:  The Press Enterprise (18/01/2013)

Usted está aquí

PDF con el Arbol de la vida para descargar y/o imprimir (sin fines comerciales), creado por David M. Hillis, Derrick Zwickl y Robin Gutell de la Universidad de Texas (University of Texas) a partir del análisis de secuencias de RNAr de unas 3.000 especies. Aunque se privilegiaron muestras de especies accesibles se intentó incluir la mayor cantidad posible de cada grupo (algunos grupos quedaron bajo-representados y otros sobre-representados). El número de especies representadas constituye unos 0,18% de los 1,77 millones de las especies identificadas que habitan la Tierra (se estima un total de 9 millones de especies)

En este detalle puede apreciarse el exiguo lugar que ocupamos los humanos:

ustedestaaqui

Fuente: Universidad de Texas