Archivo de la categoría: Historia de la fotografía

Iguazú, 1929

Imágenes de la revista del diario La Nación, año 1929

La garganta del diablo, desde el aire sobre territorio brasilero

Salto San Martín e isla homónima, a la izquierda; Salto Bosetti, a la derecha; parte del paseo superior en el centro

Todo lo anterior en un solo cuadro

En el ángulo superior derecho puede verse parte del Salto San Martín, la isla y, al fondo, parte de la garganta. La construcción que se aprecia en el centro es el “viejo” hotel cataratas. El “nuevo” está hoy ubicado en el espacio despejado del ángulo inferior izquierdo. El viejo hotel todavía existe, se usa como depósito y dependencias menores. En una época funcionaba allí una sala de primeros auxilios, creo que ya no. Es un lugar ideal para macrear: muchas arañas!

Les dejo además un video documental realizado en aquellos años:

y ahora, la yapa. De 1929 saltamos al siglo XXI para ver las cataratas desde el aire y en 360º, sin desperdicio -salvo, tal vez, la musiquita 🙂 -. Disfruten clickeando AQUÍ

Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)

Anuncios

Como ninguna otra vista en la tierra

Como ninguna otra vista en la Tierra

Como ninguna otra vista en la Tierra

Se cumplieron en agosto 45 años de la histórica foto de la NASA que proporcionó la primera visión de nuestro planeta desde el espacio profundo.

¿Creés que tus fotos son impresionantes? Tratá de imaginar lo que fue hace 45 años para los científicos e ingenieros que produjeron las primeras imágenes de nuestro planeta desde el espacio profundo.

El 23 de agosto de 1966, el Lunar Orbiter 1 tomó la primera fotografía de la Tierra desde la órbita de la luna, y cambió para siempre nuestra forma de ver nuestro planeta.

“Estás viendo tu casa desde esta especie de extraño paisaje desolado”, dijo Jay Friedlander, que comenzó su carrera en la NASA como técnico de fotografía 20 años atrás trabajando con imágenes -incluidas las de el Lunar Orbiter- en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales. “Es la primera vez que realmente mirás la Tierra como un tipo diferente de lugar”, dijo Friedlander, actualmente un especialista en multimedia en el Centro Goddard.

Previamente habían sido tomadas fotografías de la Tierra desde el espacio: cohetes en la década de 1940, y satélites en los años 1950 y 1960. Sin embargo, esas imágenes capturaron sólo partes de la Tierra, en oposición a una visión completa sobre el planeta. Pero eso estaba a punto de cambiar.

En el verano de 1966, los Beatles estaban realizando sus últimos conciertos públicos, los Orioles de Baltimore estaban en camino a su primer campeonato de Serie Mundial, se fundó la Organización Nacional de Mujeres, y los Estados Unidos se preparaba para enviar a los primeros humanos a la luna. Pero antes de que la NASA pudiera hacerlo tenía que encontrar un lugar seguro para descender. Así que desde 1966-67, el programa Lunar Orbiter envió naves de reconocimiento no tripuladas a orbitar la luna.

“Básicamente, la idea era prepararse para que las misiones Apolo pudieran ir a la Luna”, dijo Dave Williams, un científico del Centro Goddard. Según Williams, la NASA “necesitaba imágenes de alta resolución de la superficie para asegurarse de que fuera un lugar donde se pudiera descender y seleccionar los sitios de aterrizaje”.

La NASA necesitaba mapear la luna rápidamente. Para ello recurrió a Boeing y Eastman Kodak, que habían desarrollado vehículos espaciales con sistema de cámaras para el departamento de defensa.

La primera nave, el Lunar Orbiter 1, dejó la Tierra el 10 de agosto de 1966; 92 horas más tarde estaba orbitando la Luna.

“Era como un laboratorio fotográfoco volador”, comentó Friedlander. “Solo el sistema de la cámara ocupaba un tercio de la nave, lo que quedaba era para los sistemas de energía y propulsión”.

La cámara del Lunar Orbiter contenía lentes duales que tomaban imágenes simultaneamente. Uno era un gran angular que tomaba imágenes de la Luna con una resolución media. El otro era un teleobjetivo que tomaba imágenes de alta resolución con el que se obtenían detalles tan pequeños como de 5 metros de tamaño. Por cada porción de la superficie lunar que el Lunar Orbiter fotografiaba con el lente de resolución media, la lente de alta resolución hacía tres fotos de las áreas más pequeñas que la componían.

El mecanismo de la cámara hubiera hecho a Rube Goldberg orgulloso, exponiendo, revelando, y procesando película fotográfica a bordo de una nave en movimiento, viajando alrededor de la luna sujeto a variaciones constantes de temperatura a unos 43,5 a 6000 kilómetros sobre la superficie lunar. “Esta cosa daba vueltas alrededor de la luna y revelaba película en gravedad cero”, dijo Williams, “fue un gran logro poder hacer eso”.

La cámara tenía “estos grandes carretes” de película de 70 mm. La cámara hacía la foto y luego la película expuesta pasaba a un laboratorio de revelado automatizado que contenía una mezcla de sustancias químicas que revelaban la película mediante un proceso similar al método usado por las cámaras Polaroid. Un haz de electrones entonces escaneaba cada imagen revelada antes de transmitir las fotos a la Tierra mediante señales de radio -el mismo procedimiento que usan los satélites con las señales analógicas de televisión.

Una detrás de la otra, cinco Lunar Orbiters produjeron un mapa de detalle medio del 99 por ciento de la luna. Sólo en los últimos dos años el Lunar Reconnaissance Orbiter -que todavía orbita activamente la luna- generó mapas de alta resolución de toda la superficie lunar.

Los tres primeros Lunar Orbiters tomaron fotografías muy detalladas de los 20 sitios de aterrizaje potenciales. Friedlander comentó que tras ser recibidas, se hacían copias gigantes sobre las que los técnicos “caminaban para buscar los sitios de aterrizaje.”

Pero en cierto punto durante la misión del Lunar Orbiter 1, la NASA consideró apuntar la cámara de la nave a la Tierra.

“No estuvo previsto inicialmente”, dijo Williams. “Ocurrió sobre la marcha, cuando la misión ya estaba operativa”.

Williams dijo que el reposicionamiento del satélite fue una maniobra de alto riesgo. “Si se daba vuelta la nave existía la posibilidad de que fuera posible volverla a posicionar. Uno no se mete con una nave operativa si no es completamente necesario”.

Pero hubo un debate acerca de si intentarlo o no. Finalmente, Williams dijo que la NASA decidió que quería la foto, y no culparía a nadie si algo salía mal durante la maniobra de reposicionamiento”.

Así, el 23 de agosto, la nave tomó con éxito una foto del planeta azul asomándose sobre el horizonte de la luna.

“La NASA tomó la imagen y creó un poster se le dio a todo el mundo como regalo”, dijo Friedlander. “Senadores y diputados los entregaban como regalos a otros políticos y dignatarios visitantes.”

Más fotos siguieron, incluyendo la famosa “Blue Marble”, la foto de la Tierra tomada desde la ventana del Apolo. Pero este elaborado y complejo sistema de cámaras nunca fue realmente utilizado después de las misiones Lunar Orbiter.

“Al final de cada misión, hicieron impactar a propósito a cada Lunar Orbiter”, dijo Williams. “Aparentemente, (NASA) no quería que las señales de radio de un Lunar Orbiter interfirieran con el siguiente”.

Sin embargo, con la presencia de la Unión Soviética, que estaba desplegando sus propios orbitadores lunares, Williams especula que las precauciones de seguridad nacional pueden haber sido un factor. Considerando que la nave y la cámara se basaron originalmente en tecnología de defensa es probable que las hayan hecho pedazos para que nadie pudiera tener acceso a esa tecnología”, dijo Williams.

Algunas de las cámaras adicionales y Lunar Orbiters adicionales que fueron construidos pero nunca utilizados todavía existen, almacenados en lugares como el Instituto Smithsonian y la George Eastman House en Rochester, NY.

La misión del Lunar Orbiter puede haber terminado hace mucho tiempo, pero su primera imagen de la Tierra sigue siendo una inspiración.

“Estamos en esta pequeña Tierra. Sólo somos una parte de un gran sistema solar en un gran galaxia y el universo. Es por eso que esta imagen es importante, porque fue la primera vez que todos en la Tierra nos dimos cuenta de eso”, dijo Friedlander.

Texto original de Ben P. Stein para InsideScience.org
Traducción: Maximiliano Brina

Video sobre la cámara del Lunar Orbiter (en ingles):


Mis otros sitios:
www.camaraviajera.com.ar (web personal)
www.spanishinbaires.com.ar (idiomas)