El mayor pájaro carpintero conocido

Pájaro Carpintero Imperial, ilustración de Evaristo Hernández-Fernández

El Laboratorio de ornitología de la Universidad de Cornell publicó en su revista The Auk de octubre de 2011 un artículo sobre el pájaro carpintero imperial (Campephilus imperialis). Con sus casi 70cm de altura, fue el mayor de los pájaros carpinteros conocidos. “Fue” ya que aparentemente, se habría extinguido en algun momento del siglo pasado sin que nadie hubiera podido hacerle fotos o filmaciones. O al menos, eso se creía… Un biólogo de la mencionada universidad consiguió rastrear una filmación de 16mm realizada en México por William L. Rhein, un dentista de Pennsylvania, en 1956.

La filmación de 85 segundos contiene el último avistaje confirmado de un carpintero imperial silvestre, en este caso, una hembra. El documento fue restaurado con el fin de aprender más sobre esta especie y el comportamiento en su hábitat natural el cual fue rastreado en una expedición en 2010. “Es impresionante poder volver atrás en el tiempo mediante esta filmación y ver al magnifico carpintero imperial moviendose en su hábitat. A la vez es triste saber que tanto el ave como el hábitat ya no existen”, dijo el investigador Martjan Lammertink, autor del artículo junto con Tim Gallagher, Ken Rosenberg, John Fitzpatrick y Eric Liner del Laboratorio de Ornitología de Cornell, Jorge Rojas-Tomé de la Organización Vida Silvestre y Patricia Escalante de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El dr. Rhein consiguió el documento en 1956 mientras acampaba en un paraje de la Sierra Madre occidental, en el estado de Durango. En una entrevista de 1997 le comentó a Lammertink que el carpintero parecía un “gran pavo volando en frente de mí”. En marzo de 2010, Lammertink y Tim Gallagher de Cornell y miembros del grupo conservacionista Pronatura Noroeste realizaron una expedición al lugar de la filmación. La expedición no encontró evidencias de la presencia del carpintero imperial. Solamente lugareños de más de 60 años recordaban haberlo visto, y ninguno recordó haberlo hecho después de la década de 1950.

El hábitat del carpintero imperíal abarcaba la Sierra Madre Occidental y las montañas Transvolcánicas del centro de México. La especie habría desaparecido como producto de la depredación de los bósques de coníferas en las décadas de 1940 y 1950. También solían ser cazados por su carne, por curiosidad o para prepara “medicinas folkloricas”.

Fue uno de los parientes más cercanos del pájaro carpintero real o pico de marfil (Campephilus principalis) quien también habría desaparecido a causa de la pérdida de su hábitat en el sudeste de Estados Unidos y Cuba. El último avistamiento confirmado fue realizado en Louisiana data de 1944. Sin embargo, en 2005 hubo un avistamiento en Arkansas, que fue seguido por otros, y aunque subsiguientes investigaciones no encontraron rastros de una población estable se han tomado medidas para reforestar y recuperar el hábitat natural de este ave con la esperanza de que su población pueda recuperarse.

Artículo (en inglés) y las versiones restauradas del film pueden ser consultadas aquí
Ilustración: Evaristo Hernández-Fernández.

Anuncios

Publicado el 05/02/2012 en Aves, Curiosidades, Fauna, Naturaleza. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s